CURSO DE FOTOGRAFÍA DE RETRATO

Curso de Fotografía de Retrato. Si lo que quieres es aprender a hacer buenas fotos te invitamos a leer este articulo el cual te explicará de manera básica pero efectiva que necesitas y como emplear los elementos para que tu Fotografía de Retrato sea estupenda.

OBJETIVO

Para empezar hay que saber que tipo de objetivo necesitamos, el más recomendado para fotografía de retrato es utilizar una focal entre 50 – 135 mm ya que es en este rango focal en el que la compresión de la perspectiva del rostro es más adecuada.

Otro punto importante a tener en cuenta es que la lente ha de tener una gran apertura, por dos motivos: el primero, para aprovechar mucho mejor la luminosidad.

El segundo, para lograr el efecto “bokeh” o lo que es lo mismo, desenfocar el fondo y centrarse en el rostro.

Con un objetivo de distancia focal fija lograrás una mayor nitidez y control del desenfoque.

La apertura en el retrato es fundamental por varios motivos.

Por un lado, las aperturas grandes te van a permitir aislar los detalles del fondo para poder centrarte en el rostro, que al fin y al cabo es el centro de interés de tu fotografía.

Curso de Fotografía de Retrato

FLASH

Como norma general para fotografiar retratos necesitaremos una luz suave y que ésta esté algo alejada de nosotros y algo por encima. El flash directo de la cámara siempre será la peor opción.

Los mejores resultados los obtendremos si ponemos un flash externo situado a cierta distancia del modelo dependiendo de la sensación que queramos representar.

También en exteriores de día podemos usar el flash u otra superficie reflectante para suavizar las sombras y rellenarlas.

DIFUSOR DE FLASH

La luz del flash es tan directa y puntual que no pasa desapercibida en el resultado de la foto y puede incluso provocar sombras desagradables.

Para evitar esto puedes usar los llamados difusores de flash, que convierten una luz pequeña en una luz grande y una luz dura en una luz suave.

Te ayudarán sobre todo si disparas de noche o en interiores. En el mercado existen infinidad de modelos tanto para los flashes integrados como para los externos.

También podemos usar el paraguas o en el estudio utilizar una ventana de luz.

REFLECTORES

El reflector es una herramienta tremendamente útil en cuanto a iluminación se refiere y muy especialmente en retratos.

Te servirá para reflejar la luz de la fuente donde desees y suavizar las sombras. Hay diferentes reflectores y según el color obtendrás un acabado diferente.

Blanco: resultado más natural.
Plateado: resultado más brillante sin modificar la temperatura de color.
Dorado: recomendado para días nublados porque añaden calidez a la piel.
Negro: al no reflejar la luz, aumenta las sombras y resalta el contraste. Puedes usarlo también como fondo.

Con toda ésta información ya puedes empezar a hacer tus maravillosos retratos, y por qué no, tus autorretratos, y sabes que lo más importante es la práctica y las ganas de seguir aprendiendo cada día.

Tuvimos un Curso de Fotografía Básica de Retrato con Dasha Horita, para más información click aquí…

También te puede interesar:

Recorridos Virtuales con David Herrera.