¿Cómo aprovechar la hora dorada para fotografías?

Hora dorada

Como fotógrafos siempre debemos estar a la caza de momentos mágicos para captar ambientes hermosos. Nuestros sentidos deben siempre agudizarse para buscar instantes que impacten visualmente al espectador de nuestro trabajo fotográfico.

El contraste de colores, siluetas, atmósferas y temperaturas en el horizonte suceden en momentos especiales que aprendemos a reconocer para capturar toda la riqueza visual que conlleva. En el siguiente artículo trataremos especialmente de ese momento de gran calidez, la hora dorada o hora de oro, que nos depara un atardecer o amanecer y que ha sido digno de inmortalizarse en llamativas gráficas. Sigue leyendo…

Hora dorada

¿Qué es la hora dorada en fotografía?

La hora dorada o hora de oro, también conocida como la hora mágica, es aquel momento de mayor calidez que se produce en el horizonte al amanecer, instantes después de la salida del sol, de la aurora o del alba y en el atardecer, instantes previos a una puesta de sol, del ocaso o crepúsculo.

Se le dice hora o momento dorado porque predomina matices de amarillos y su duración varía dependiendo de donde te encuentres, condiciones del clima y de la estación del año. Es una escena muy atractiva bañada de colores cálidos que ha sido inmortalizada por pintores, fotógrafos y cineastas. También es preferido por fotógrafos en el género de retrato además de la fotografía de paisajes.

En contexto podemos decir que en el amanecer la hora dorada es la que ocurre después de la hora azul, antecedida por la noche. La hora azul es el instante breve que anuncia el abandono de la oscuridad nocturna y que anuncia el alba, dando  paso paulatinamente a la hora dorada a medida que el sol se va acercando al horizonte y baña con tonos cálidos el ambiente durando entre 20 a 40 minutos. En el atardecer se da a la inversa. Con la puesta de sol y el ocaso se da la hora dorada para dar paso a instantes de la hora azul que anuncia el tránsito a la oscuridad de la noche.  

hora de oro

Características de la hora dorada

No es literalmente una hora sino un período, un intérvalo de tiempo justo después del amanecer o antes del atardecer lo que la hace única e irrepetible y no puede ser emulada por un software o programa de edición de fotos. La luz natural, en el momento que ocurre este fenómeno, se encuentra en el rango de reflexión perteneciente a las ondas lumínicas que corresponde a los amarillos, de ahí su apariencia dorada.

La luz es de naturaleza difusa porque desde la línea del horizonte la luz viaja desde más lejos y atraviesa más densidad atmosférica por lo que la bóveda celeste funciona como un gran difusor atenuando la luz directa y dura como se da cuando es medio día. Además esta situación crea una luz más uniforme, resultando escenas más expuestas. Así mismo la direccionalidad de la luz ayuda a resaltar las texturas y alargar las sombras por lo que se crea una mayor profundidad y tridimensionalidad en una imagen plana. 

hora mágica

¿Cómo aprovechar la hora dorada?

Independientemente de los géneros recomendados para trabajar con esta luz tan especial, es importante que te prepares con la oportunidad que merece y con la antelación que amerita su brevedad. Hay temporadas del año, el invierno, en donde este momento suele ser más corto. Debes llegar al sitio más temprano para preparar el set  con la oportunidad que requiere su corta duración. Si trabajarás retrato igualmente tu modelo debe hacerlo y estar listo a la hora.

Debes informarte exactamente a qué hora comienza el fenómeno y hacia dónde es la puesta del sol para escoger la toma. Esto marcará la diferencia entre obtener dos o tres buenas capturas entre las realizadas con premura por lo efímero del momento, que unas cuantas buenas tomas que te permitirán mayor selección porque la locación fue estudiada con antelación.

hora dorada o hora de oro

La hora dorada en retratos

La luz con la cual cuenta el fotógrafo antes de la puesta de sol o con el despunte del alba en el horizonte, es muy tenue y suave por lo que resulta apropiada para su integración estética en la gráfica teniendo como resultado un trabajo muy artístico. Es favorecedora para el tono de la piel de los retratados así como para suavizar los rasgos del rostro. Tampoco enceguece al modelo si tiene el sol de frente porque la luz es difusa e incluso la luz no rebota sobre él  si está provisto de colores claros. 

Cita a tu modelo con anterioridad en el sitio que has estudiado previamente. Ya debes tener acordado el sitio donde te ubicas, donde tu modelo y dónde el saliente o poniente del sol.  A pesar de que la luz de esa hora es justa para un trabajo fotográfico, no está de más llevar algún reflector que complemente en el caso de que lo llegaras a necesitar. El alargamiento de las siluetas y el juego de sombras es muy marcado a esa hora por la entrada de luz horizontal. Esto te ayudará a crear hermosas composiciones y acentuar ciertas texturas. No le temas a fotografiar siluetas.

Coloca al sujeto tapando el sol de tal manera que al iluminarlo crea una silueta ocultando los detalles a la sombra. Aprovecha los halos de luz que también enmarca y resalta el contorno de la persona. Esto se logra con un ambiente despejado donde el sol ilumina con fuerza creando efectos mágicos y dramáticos al no revelar la figura. 

Expone la imagen hacia las zonas claras y verás hermosos resultados de siluetas contrastadas con luces cálidas. Mueve tu modelo y muévete tú. Varía los ángulos, las tomas, busca la mejor composición y la luz más óptima. Usa tu creatividad e inventiva para buscar fotos diferentes. También puedes realizar retratos en interiores con una entrada de luz directa del exterior desde una puerta, ventana o cornisa desde este contexto de luz cálida.

Retrato en hora dorada

La hora dorada en paisajes

Elpaisaje comogénero fotográfico es el consentido por esta hora mágica. La luz que llega de forma lateral y la variación entre zonas de oscuridad y de luz ayudan a crear texturas. La atmósfera cálida del paisaje conjuga y satura con variedad de matices de rojos, naranjas, rosas, amarillos, ocres y violetas al cielo de una forma dramática.

Escoge con anterioridad el paisaje a fotografiar. Varía los encuadres y tu posicionamiento para buscar nuevas composiciones, siempre teniendo el sol y el horizonte como protagonista. Igualmente busca fotografíar siluetas de árboles, montañas y toda forma que se exprese en la escena. Así mismo juega enmarcar el sol entre ramas.

Aprovecha también para fotografiar la luna llena  ya que su salida y puesta también coincide con la hora dorada. Configura la cámara en modo manual para estar seguro de la exposición adecuada no sin antes hacer capturas de prueba. Desactiva el balance de blancos porque eliminaría todo tono cálido de la escena. Fotografía en “nublado” o “sombra” opciones que respetan la atmósfera elegida e incluso acentúan la calidez de la misma. Dispara en el modo RAW, cualquier situación con la temperatura del color podrás corregirlo en la postproducción. 

hora dorada en paisajes

Equipamiento.

En tu mochila o bolso de trabajo debes preveer todo el equipamiento que necesitas para fotografiar paisajes: trípode, filtros, flash, paneles de led, linternas, difusores, un objetivo gran angular o el que tengas, disparador remoto para eliminar vibraciones, batería y tarjeta de memoria de repuesto. Con respecto a la cámara, hoy día el mundo digital ha evolucionado tanto que hasta podemos obtener buena calidad en las fotos con un teléfono móvil, sobre todo en la hora dorada.

Tomando en cuenta que la cámara de un móvil tiene un sensor pequeño y no puede variar la apertura, cuando disminuya la cantidad de luz natural con la finalización de la hora dorada, la ISO de la cámara automáticamente aumentará y por ende los niveles de ruido. Por ello debes aprovechar al máximo la cámara de tu móvil con la luz natural. Igual sucede con una cámara compacta las cuales están a punto de desaparecer por el fácil acceso  a las cámaras de los teléfonos móviles.

Las cámaras de gama baja tienen precios asequibles. Son básicas en su manipulación ya que te permiten aprender a usarlas en el modo manual y tener el pleno control de la exposición. Las cámaras de gama media permiten la captación de la luz en la hora dorada sin aumentar el ISO porque es de intensidad adecuada, cálida y tenue a la vez. Posee un sensor que asegura imágenes de gran calidad. Las de gama alta o profesionales son las que ofrecen óptima calidad pero con un costo oneroso. 

fotos en hora dorada

Con la llegada de la hora dorada…

Expresa la riqueza textural que aporta la luz difusa. Dale importancia e interés al cielo cuando el contraste de colores lo amerita. No fotografíes solo de espaldas al sol, prueba también incorporándose en las composiciones. Aprovecha la perspectiva y la profundidad para encuadrar las formas lejanas con marcos naturales cercanos.

Busca siempre incorporar uncentro de interés, ten presente lasreglas de composición y también juega a saltárselas de vez en cuando para buscar la originalidad. Y reflexionando en retrosṕectiva, que mejor forma de iniciarte en el oficio que ser fotógrafo de la luz y aprender a eternizar el momento de esa hora mágica como es la hora dorada. Sea un retrato o un paisaje, siempre esta hora mágica te envolverá con el entusiasmo de la primera vez. 

Suscríbete a nuestra newsletter

Únete al Master para Fotógrafos y Productores Audiovisuales

Únete a la Escuela

Cursos de Fotografía

Comparte en redes sociales

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
Compartir en email
Compartir en reddit