Fotografía Espacial: Los mil y un sueños en manos de la ciencia.

Fotografía Espacial

Por muchos años el hombre ha intentado descubrir a través de la ciencia, el tiempo y la creatividad los fenómenos que puedan no tener una aparente solución, sin omitir el sueño de poder alcanzarlos. La mayoría de estos fenómenos se han ido resuelto con el pasar del tiempo y de la investigación, un claro ejemplo fue el cómo se descubrió la fotografía gracias a Nicéphore Niépce y su curioso método químico para revelar una foto en una placa de plata con varios días de exposición, gracias al betún de judea.

La fotografía espacial es un arte que va de la mano con la ciencia, y que exige cada vez más calidad en cuanto imagen, gracias a eso siguieron el legado de las investigaciones de Niépece grandes científicos y fotógrafos, tales como Daguerre con el innovador Daguerrotipo, William Henry Fox Talbot con sus procedimientos del positivo al negativo y así consecutivamente hasta llegar a lo que tenemos hoy en día y denominamos como “una hermosa foto”.

Entonces… Si esto ya era posible en 1824 y posteriores fechas hacer los primeros intentos de fotografía espacial, ¿Qué no se puede hacer ahora?; La repuesta se resume en “el cielo es el límite” y en este artículo “el espacio es el límite. Gracias a la nueva tecnología y al desarrollo científico cada vez estamos más cerca de obtener imágenes a gran detalle del espacio exterior. Se dice que algunos soñadores ya logran obtener resultados con lo que está al alcance de su mano.

Un pequeño dato curioso: La primera fotografía espacial de la que se tiene registro en toda la historia del mundo fue tomada un 24 de Octubre de 1946, gracias a una cámara de 35mm manejada por un sistema mecánico dentro del cohete Alemán V2, el cual fue capturado del arsenal de guerra en alemana, justo después de concluida la segunda guerra mundial.

Dentro de los archivos históricos se encuentra la foto de la tierra que se logró revelar, junto a la foto del cohete que portó la dicha cámara, la cual dio pauta a las imágenes satelitales.

Una prueba más del humano deseando alcanzar lo imposible…

¿Qué es la fotografía espacial?

Esta se define como una imagen satelital, en su forma científica es la representación visual de la información capturada por un sensor y su óptica armada en un satélite artificial. Estos sensores recogen la información reflejada por la superficie de la Tierra que luego es enviada de regreso a ésta y es procesada en cientos de Terabytes de información.

El resultado es conocido por ser maravilloso e indescriptible, basta con ver el sitio web de la NASA y darse cuenta de las preciosidades de estos satélites.

Es una excelente pregunta que más de un curioso se hace… Y se podría definir como “una foto de fuera de la tierra y el espacio”. Pero perdería su magia si se resumiera tan mundanamente.

El procedimiento es casi perfecto y si, aunque suene muy loco, ninguna foto espacial es 100% exacta.

Los sensores de los satélites cuentan con la capacidad de capturar Rayos UV, Infrarrojos y Rayos X. Por más gracioso que suene hay un gran truco detrás del cómo tomar esta clase de fotos.

Master Class Photographers

¿Sabías que?: La primera imagen satelital de la Tierra fue tomada el 14 de agosto de 1959 por el satélite estadounidense Explorer 6, Esta imagen tardó más de 2 años para poder ser revelada y fue criticada por su calidad.

¿Cómo se obtienen las fotografías del espacio?

Las imágenes del espacio son procesadas por los sensores de los satélites en miles de fotografías en UV, Infrarrojo y Rayos X combinadas con la fotografía madre.

Es imposible que los colores sean 100% reales, ya que desde 1999 se plantea un fenómeno de cambio gracias a las posiciones del satélite y sobre la composición atmosférica. Tal cual se toma en referencia con Marte.

Una vez transmitida la información los expertos en color de la NASA, hacen un análisis atmosférico de la ubicación, de la coordenada espacial y de la atmosfera para lograr crear con softwares de fotografía una paleta de color exacta a lo que se pudo visualizar en ese momento.

Previamente se tuvieron que juntar las fotos UV, Infrarrojas y de Rayos X con la fotografía base o “madre” antes de pasar al proceso de colorimetría. De este modo una imagen de cientos de Terabytes se procesa, comprime y modifica para obtener lo que vemos en los sitios oficiales de la NASA, librerías de stock oficiales y libros de historia del espacio.

Dentro de este maravilloso mundo existe actualmente un complejo extraño entre la gente que admira esta clase de fotografías.

Ese complejo puede ser tan simple de plantear en una pregunta que sería: ¿Las fotos que toman los astronautas dentro de las estaciones espaciales podrían ser consideras fotografía espacial?. La respuesta es si, pero son fotografías del contexto espacial, no del espacio como tal. Estas toman un sentido documental que las hace de un estilo menos complicado y normalmente no requieren toda la tecnología del mundo para ser tomadas.

Sin embargo al igual que las fotografías que se suben a internet sobre el espacio y sobre la maravilla visual que muestra el universo con respecto a lo desconocido, es interesante el rumbo documental que toman las fotos de los astronautas, ¿no?

El procedimiento es casi perfecto y si, aunque suene muy loco, ninguna foto espacial es 100% exacta.

Los sensores de los satélites cuentan con la capacidad de capturar Rayos UV, Infrarrojos y Rayos X. Por más gracioso que suene hay un gran truco detrás del cómo tomar esta clase de fotos.

esta puede ser simple, tan simple como un: “No como tal”, ya que no son fotos de la galaxia y de sus alrededores, pero si son consideradas como fotos dentro de un contexto espacial.

¿Qué equipo es utilizado para hacer fotografía espacial?

Satélites: Los satélites que se encargan de poner en marcha el procesado de las imágenes en tiempo real cuentan con sensores mayores al medio formato (120mm) los cuales no es solo uno, son varios en una estructura (cada uno captura diferentes tipos de fotogrametría de rayos UV, Infrarrojos, Rayos X y una fotografía base).

Normalmente estos satélites cuentan con la tecnología óptica de Carl Zeiss, Leica y Hasselblad

Telescopios: Los telescopios de los mejores observatorios del mundo cuentan con ópticas demasiado avanzadas para que se puedan tener en casa, además que los procesos de imagen los hace una computadora con componentes de alta tecnología debido a la cantidad de información que se tiene que procesar para lograr una imagen con los parámetros mencionados anteriormente.


Se necesitan Racks llenos de cientos de discos duros para poder almacenar una fotografía del espacio.

Eh ahí el gran misterio de cómo se hace la fotografía espacial.

Aunque esto es en la actualidad: ¿Sabías que actualmente podemos hacerles fotos a los ciclos estelares y tener a la palma de nuestras manos una fotografía de las estrellas?

Esta fotografía se le llama de diferentes maneras: Ciclo de estrellas, Espiral Estelar, Star Trials o Estrellas en larga exposición, la fotografía espacial a la mano con una réflex y un tripié.

Master Class Photographers

Te explicaremos algunos sencillos pasos para lograr esta clase de fotografías, es lo más cercano a la fotografía espacial que se puede obtener con una reflex. Se trata de hacer una larga exposición, de alrededor de 30 segundos en secuencias seguidas. Ojo, como tip se recomienda tener más de una pila, ya que el sensor de la cámara va a estar en uso constante, también dejar lapsos de descanso de dos a tres minutos.

Una vez se obtengan los archivos (Que para una foto decente se requieren de 30 a 50 fotos) en promedio se puede utilizar la facilidad de un software libre creado por el científico Markus Enzweiler, perfecto para crear esta clase de fotos.

La App se llama Star Stax y facilita el proceso de la fusión de las fotografías por medio de una I.A que regula la exposición y el empalme digital foto por foto, creando un archivo que se puede exportar en un PSD para retoques extras o JPEG para la inmediatez.

La humanidad ha logrado mucho

Cuando se mencionó que las estrellas están al alcance de una cámara réflex puede ser tomado de modo literal como el inicio de la fotografía espacial en manos de una reflex. Pero hemos pasado poco a poco a lograr lo que en su momento se dijo que fue imposible. Ver una aurora, ver una Nova, ver una estrella de cerca y lograr ver las Nebulosas que se nos presentan.

Eso puede ser el inicio de lo que decía Niel Armstrong: Un pequeño paso para el hombre y un gran salto para la humanidad, es precioso el pensar en que algún día alcanzaremos las estrellas en la mano de una cámara.

Me pregunto qué es lo que nos espera para capturar la vida fuera de la tierra y si la fotografía espacial cada vez será más precisa en un futuro.

Suscríbete a nuestra newsletter

Únete al Master para Fotógrafos y Productores Audiovisuales

Únete a la Escuela

Cursos de Fotografía

Comparte en redes sociales

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
Compartir en email
Compartir en reddit