fbpx
  • No hay productos en el carrito.

  • icon masterclass persona

MANEJO DE FLASH

MANEJO DE FLASH

Actualizado: 24 de may de 2019

El flash puede ser utilizado con resultados similares en tres de los cuatro modos de ajuste: auto, manual y TTL. Dependiendo de nuestra experiencia y del tipo de fotografía a realizar optamos por el más adecuado.

Los modos TTL y Auto tienen sus problemas (a causa de la calibración para un tono gris neutro) y es mejor aprender con el modo manual, que es el más preciso para todo y especialmente si trabajamos con varios flashes a la vez, para evitar cualquier aleatoriedad en los resultados.

Modo TTL: La cámara lo hace todo. Casi siempre compensa la exposición.

Auto: El flash mide la intensidad de luz.

Manual: El fotógrafo decide qué cantidad de luz aporta el flash.

MODO TTL

En ésta posición el flash recibe toda la información de la cámara. TTL significa through-the-lens, a través de la lente. La cámara corta su destello.

Casi siempre es el modo matricial o evaluativo el que mejor resultado suele dar, dentro del alto grado de error en las exposiciones obtenidas, salvo en escenas de alto contraste.

Con frecuencia hay que recurrir a la compensación de exposición para obtener resultados óptimos. Una foto de un solo tono o una escasa gama próxima de tonos no estará resuelta con el modo TTL. También puede resultar impreciso para sujetos de pequeño tamaño sobre patrones tonales opuestos. El modo TTL lo emplean fotógrafos con poco dominio del modo manual, en situaciones poco controladas y que además sean efímeras.

MODO AUTOMÁTICO

El flash tiene una célula fotosensible que corta el destello cuando detecta que el sujeto recibe la luz adecuada a los parámetros establecidos.

Para ello debe estar bien orientada al sujeto y los parámetros tienen que ser adecuados.

La luz que rebota en el sujeto es detectada por la célula hasta la cantidad oportuna para iluminar un tono gris neutro.

Es necesario establecer en el flash parámetros de sensibilidad y diafragma de trabajo, como por ejemplo ISO 100. f/8.El flash nos indicará en una escala de distancias su máximo alcance.

Sobre y subexponer la cantidad de luz es muy sencillo, ya que el flash no recibe información desde la cámara. Basta con cambiar los parámetros para que emita más o menos luz de forma regulada.

MODO MANUAL

Es el más preciso de todos. Las escalas de potencia del flash aseguran una cantidad constante de luz independientemente de cualquier factor.

La escala de potencias suele variar entre 1 y 1/128. El valor 1 es la descarga completa, la máxima intensidad de luz que puede dar el flash. El valor 1/2 produce la mitad de intensidad, y así sucesivamente. Conviene que nuestro flash, de número de guía entre 40 y 60 tenga al menos hasta 1/64 de potencia.

Imprescindible en la fotografía de alta velocidad y esquemas de luz, si bien la debemos aplicar a la fotografía en general, por su alta precisión.

Elegimos previamente la potencia adecuada a los parámetros de exposición y distancia del sujeto. Los flashes modernos permiten emplear varias unidades en modo TTL inalámbrico y controlados por la cámara.

EL FLASH DISPARADO DESDE LA CÁMARA

Proporciona imágenes muy realistas, con luz plana y frontal que solo alcanza el primer plano. El flash en modo TTL sigue actuando para una medición de gris neutro del 18% de reflectancia, por lo que las mediciones sobre un tono o escasa gama tonal próxima son fallidas. Las correcciones con sobre y subexposición en la unidad de flash de nuevo requieren de la atención del fotógrafo y puede perder oportunidades fotográficas.

Con el tiempo y la información se acaba descubriendo que la mayor fiabilidad y precisión en los resultados se obtiene en modo manual y que cualquier flash de cualquier marca pueda hacer bien el trabajo en muchas circunstancias.

En modo manual, una vez determinada la cantidad de luz necesaria, podemos dejar el flash fijo aparte de la cámara y re encuadrar, acercarnos o alejarnos del sujeto y realizar cientos de fotografías bien expuestas, con la precaución de no cambiar los valores de exposición o el ángulo de toma a más de 45 grados.

Para un fotógrafo acostumbrado al uso del flash en manual será más rápido su ajuste preciso antes de que suceda la acción, que la corrección de subexposición en TTL.

Para aquellas escenas que podamos preparar previamente los mejores resultados se obtendrán aplicando un esquema de luz, es decir, distribuyendo varias unidades de flash según nuestras necesidades.

ELEGIR UN FLASH

Manejabilidad y robustez. Versatilidad. Modos de disparo. Auto, Manual, sincro incorporada. Cabezal zoom. Rango ajuste. Difusor gran angular. Tarjeta blanca. Los flashes de estudio son diferentes, sin cabezal, zoom ni tarjeta. Baterías recargables o pilas recargables. Economía, autonomía y rapidez. Mínimo 100 disparos a plena potencia. Sesiones largas. Inmersiones seguidas. Flashes de estudio en exteriores mini generador silencioso. Tiempo de reciclaje corto, tomas de acción.

En retrato, bodegón, macro fotografía o bien, fotografía de fauna en alta velocidad es conveniente disponer de varias unidades de flash. Un flash se utiliza rebajado para darle más importancia a los demás. Otra unidad se prepara como principal, frecuentemente con un difusor, mientras que el resto complementan la luz de forma lateral o trasera. Pueden ser de cualquier marca siempre que tenga modo manual con escalas de potencia y mejor con modo auto para iniciarnos en la foto nocturna.

Los flashes de mayor número guía o más voluminosos pueden ser utilizados para los fondos. Debemos tener un flash para utilizar el modo de alta velocidad, por encima de 1/250 seg.

ACCESORIOS QUE AFECTAN A LAS CUALIDADES DE LUZ

Difusor: amplia superficie.

Colocado delante de la fuente de luz permite ampliar su tamaño. Difusores adaptados en la mochila para los flashes de mano, estudio portátil y versatilidad. Tras un difusor translúcido, ponemos varios flashes.

El difusor se suele acoplar al flash o situarlo a poca distancia de él. A mayor superficie y más cerca del sujeto, más suave será la luz. En esta categoría entran los paneles caseros traslúcidos, las cajas de luz, las ventanas de luz, etc.

Reflector: luz rebotada.

Puede ser improvisado, con una simple cartulina blanca, una pared, una cortina, el techo, o bien disponer de un accesorio fijo o plegable en el equipo. Algunos modelos pueden tener varias caras, blanco, negro, metalizado en plata, dorado, etc.

El color del reflector afectará al color de la luz que refleja. Según el tamaño del reflector la luz que refleja será más o menos suave.

Filtros de color: alteran la temperatura de color.

Teleflash: Concentra la luz. Se ajusta a la cabeza del flash y se alinea bien. Los mejores resultados se obtienen en modo manual o automático. Para fauna en velocidades de obturaciones altas y con aperturas de diafragma bajas para que su efecto sea visible.

Snoot: crea luz puntual. Dirige la luz del flash y limita su apertura. Consigue luces duras, y resaltes selectivos complementados esquemas de luz.

Adaptador flash anular

Un accesorio que se ajusta en el cabezal de un flash convencional y dirige su luz a un anillo de considerable diámetro. La luz es frontal y suave para una persona. Se utiliza en fotos de moda y retrato, pero se obtienen efectos muy concretos, su uso es muy rígido en los resultados.

Esperamos que esta información los ayude a usar los diferentes tipos de flash y así sacar sus mejores fotografías.

file61
marzo 28, 2020

0 responses on "MANEJO DE FLASH"

Deja un mensaje

zoho form photographers