Fotografía de Bodas ¿En qué consiste?

Fotografía de bodas

La fotografía de bodas, una tendencia dentro del ámbito fotográfico que cada vez gana más aspirantes para retratar esos increíbles momentos de la pareja, con toda la simbología y el significado que nos entrega el matrimonio como un hecho único en la vida de una persona.

Una boda es un evento especial, un acontecimiento social que celebra la unión de dos personas en matrimonio quienes han decidido llevar una vida en común. Es la unión conyugal de dos seres. Consolida el amor de pareja con la decisión de emprender una vida juntos.

Para todas las culturas y religiones, una boda supone un momento de gran trascendencia: en lo familiar, en lo espiritual y especialmente en lo social. 

Por ello nace la fotografía de bodas como un aparte especial en el arte de la Fotografía. Cada vez son más los fotógrafos que se especializan en ello y esta guía pretende introducirte en el arte de eternizar en cada imagen, el espíritu de tal acontecimiento.

Fotografía de Bodas por Joice Dahianna
Fotografía de Bodas por Joice Dahianna

¿Qué es la fotografía de bodas?

La fotografía de bodas es un tipo de fotografía que se lleva a cabo en eventos y actividades relacionadas con el matrimonio y las bodas. En ella, el fotógrafo cumple con el deber de inmortalizar en imagen aquellos momentos más significativos, apasionantes y románticos de la pareja en cuestión durante dicho evento.

¿Cómo hacer buenas fotos para una boda?

Si estás incursionando en la fotografía de bodas, debes tener en cuenta que es un gran acontecimiento que amerita dedicación. Se pondrá a prueba tu pericia con el lente en la inmortalización de cada momento; tu sensibilidad en cada toma, con la comunicación de la emoción que conlleva; tu creatividad en cada gráfica, captando la espontaneidad y el gozo de novios, familiares e invitados; y tu estética, con el manejo de la composición artística en cada encuadre.

Lo que hay que hacer antes que nada es conocer a los novios. Romper el hielo y crear una atmósfera de empatía entre la pareja y tú.

El fotógrafo debe ser un buen observador. Tu ojo clínico te llevará a reconocer la química de los novios en el encuentro que sostendrás con ellos antes de la boda. Claro, ésto en lo que concierne a las fotografías de la preboda que debes realizar antes del evento. Unas pocas servirán como ejercicio de exploración para conocer el feeling de la pareja y aprender a plasmarlo en las gráficas.

Recuerda que los novios serán tu centro de interés como personajes principales y a destacar en las fotografías. Explorar con el lente los ángulos y perfiles, tanto individuales como de la pareja en sí y en la composición con el ambiente en la cual se realizará la celebración. 

Fotografía de Bodas por Acoidan Rodriguez
Fotografía de Bodas por Acoidan Rodriguez

Consejos generales de la fotografía de bodas

Crear una atmósfera de confianza

Los novios depositarán en ti la tarea de eternizar su unión conyungal en la fotografía de su boda. Por ello debe existir ese clima de confianza. Delegarán, libre de preocupaciones, la responsabilidad de elegir los momentos y las escenas importantes. Tendrás la misión de estar al tanto del grupo familiar. Así mismo, de allegados, amigos e invitados dándole el tratamiento especial que tendrán en cada escena. Nada puede quedar al azar y sin omisiones para asegurar un trabajo impecable.

Conocer la temática de la boda y los rituales que se cumplirán en su desarrollo, paso a paso, sin que nada deje de ser registrado por tu cámara. Si se realizará bajo estilos pocos conocidos por ti, ya sea bajo una religión o cultura determinada, sería importante que te documentes.

Realiza una investigación previa para estar al tanto del espíritu de la misma y plasmarla con la mayor fidelidad posible. Consensuar el estilo de las fotografías con los novios. Darle un toque creativo y espontáneo a las fotos sin dejar de captar los momentos que amerita poses preestablecidas y ceremoniales en consonancia con el momento.  

Conocer con anterioridad el sitio donde se celebrará la recepción

Para la fotografía de bodas debes tener una visión amplia de la locación en la cual trabajarás y las posibilidades que te brinda en cuanto a perspectiva, entradas de luz, juego de sombras, amplitud y extensión del espacio. Su conocimiento te permitirá estudiar los encuadres y el juego de los planos. Por ello debes siempre considerar realizar un plan de trabajo o un mapa de ruta con cada momento a fotografiar y su respectivo lugar.

Así mismo la identificación de áreas verdes, jardines, estilos arquitectónicos, enriquecerán tu propuesta. Además, debes conocer de antemano la decoración, ya que esta le dará el valor agregado a la composición artística de la imagen con el juego de texturas y colores. 

Prepara con antelación tu equipo de trabajo

Todo fotógrafo preparado vale por dos. Prepara tu equipo fotográfico con antelación. Bolso cómodo con correa que permita el traslado de todos los elementos a utilizar: cámara, trípode, tarjetas de memoria y baterías. Considera que es un trabajo donde estarás muchas horas de pie y debes facilitar tu traslado. Maneja y solventa los imprevistos.

Llevar 2 cámaras si es posible, hasta 3 tarjetas de memoria así como 2 baterías y cargador. Cada momento es importante en una boda y sería un error dejar de captar escenas porque solo se cuenta con una tarjeta. No escatimes en tus herramientas y materiales como fotógrafo. Invierte en un buen equipo para la toma de fotografías para bodas, aunque para comenzar en este campo, puedes valerte de una buena cámara para aficionados. Lo importante es que estés familiarizado con el equipo a utilizar y explotar las posibilidades que ella te ofrece. 

De acuerdo a tu plan de trabajo y al estudio de la locación, revisa los ajustes de tu cámara antes de comenzar con las fotografías de la boda. Verifica y ajusta el ISO de acuerdo a la situación y el ambiente. Mantenerlo bajo para disminuir el sonido del disparador, aunque lo ideal sería contar con un sensor full frame que dispare a altas sensibilidades ya que asegura bajo ruido .

Controla la velocidad de captura para cuidar las imágenes que no salgan movidas o fuera de foco. Es importante trabajar con un equipo que asegure precisión y velocidad en el enfoque pero a su vez con ráfaga de disparo rápido. Cuidar el balance de blancos y elegir si trabajarás con un enfoque manual o automático. Todo ello debe ser revisado antes del trabajo de fotografiar una boda.

Cuida los pequeños detalles para una composición fotográfica perfecta

Debes manejar la profundidad del campo visual para el realce de ciertos detalles en la fotografía. Si plasmas detalles con una profundidad de campo corta o reducida, ésto permitirá difuminarlo y realzar el elemento a destacar alejándose del mismo.

Recuerda que debes atender leyes de composición plástica en el encuadre de la imagen para obtener fotos artísticas. Elige bien tu centro de interés para cuidar el ritmo en la composición así como las leyes de proporción y equilibrio. Para ello debes moverte con entera libertad por el espacio y manejar con criterio las tomas grupales.

Mueve sin timidez alguna a los grupos de personas objetivo de tu cámara, para conseguir las mejores fotografías de la boda. Juega con el ambiente, decoración, arquitectura, jardines y espacios naturales para buscar la belleza y creatividad en las imágenes.

Si cuentas con luz natural en la boda, aprovecha la toma de gráficas de detalles. La luz solar es un recurso invalorable para realzar detalles en la fotografía de bodas: el bouquet, el vestido de la novia, la colocación de los anillos, las copas decoradas, los rostros jubilosos de familiares y amigos en el momento del sí de los novios. 

¿Cómo mejorar las fotos de boda en la noche?

En el caso de que el enlace nupcial se realize de noche, elige un buen flash que permita aportar la cantidad de luz necesaria para la toma de buenas fotografías de la boda. Considera importante contar con un flash externo además del que viene incorporado a la cámara así como de un difusor. El flash externo permitirá cubrir profundidad de campo en las fotos grupales y eliminar zonas de sombra del fondo difuminando la luz frontal.

Tipos de fotografías de bodas

El estilo de las fotografías de bodas ha evolucionado en el tiempo. Hoy día mucho ha sido el aporte de la tecnología, el uso de la internet y de las redes sociales. El acceso de las personas a cámaras incorporadas a los aparatos móviles, ha acrecentado el gusto de los aficionados por la fotografía.

De un estilo tradicional, conservador, apegado a poses y libretos preestablecidos, se ha pasado a otro más desenfadado. La espontaneidad y la inmediatez está a la orden del día. El fotógrafo se permite ciertas libertades que se salen del plan de trabajo preestablecido, jugando con la creatividad y la energía que cada boda le transmite.

Esta experimentación en muchas manos por la accesibilidad al arte de la fotografía, ha enriquecido los temas y estilos. La fotografía de bodas no ha escapado de ello.

Conozcamos ahora los tipos de fotografía y establece con ellos, los distintos estilos y encuadres que puedes aprovechar para tomar fotos realmente profesionales y especiales. Nombraremos los tipos de fotografías más importantes que debes considerar para combinar estilos y que dará como resultado una propuesta versátil y creativa.

Fotografía de Bodas Tradicional:

Es aquella fotografía de boda típica de pose. Predomina los cuadros preestablecidos de los novios, los novios con los padres, familiares, amigos e invitados. Explota la perspectiva clásica de la frontalidad de la imagen y mirada hacia a la cámara. El fotógrafo tiene un papel activo en el acomodo de los protagonistas en cada toma. Debe conocer cada paso de la ceremonia para coordinar y dirigir los cuadros que contarán la historia de la boda. Por lo general debe valerse de ayudantes ya que tiene una gran responsabilidad en su continuidad.

Fotografía Natural:

Este tipo de fotografía es una de las que más se encuentra en tendencia. La espontaneidad, la mirada que no busca la cámara y la captación del instante inmediato, es lo que predomina. Se flexibiliza ese previo llamado a los protagonistas para que se coloquen en situación y a la cuenta de 1,2,3, dispara el flash.

El profesional deja de ser director de orquesta que mueve las piezas. Este desenfado ha contagiado a la Fotografía de Bodas sin abandonar del todo las técnicas tradicionales ni las poses preestablecidas. Esta combinación ha sido ventajosa por la obtención de imágenes más frescas y naturales abandonando el acartonamiento de la fotografía del pasado.

Fotografía de Detalle: 

Este tipo de fotografía exige que el fotógrafo agudize su ojo creativo y se sensibilice en la captación de las emociones. Por ello recurre al acercamiento de planos y al abordaje psicológico de la imagen. De allí que debes descubrir el poder narrativo de cada escena, de cada emoción contada.

Convertirte en un narrador que atrape el sentimiento y que conmueva con cada gráfica en correspondencia con lo sublime del momento. Practica los planos detalles acercando los objetos y los rostros que desnuden el alma.

Fotografía de Bodas Cinematográfica:

Concibe la fotografía de bodas más como instante captado con gran naturalidad y bajo los códigos de creación cinematográfica. Se valora la imagen por su poder narrativo y la versatilidad en el juego de los planos. Se busca que la fotografía cuente la historia de la boda eternizando cada momento inolvidable.

Fotografía de Bodas Artística:

La fotografía de bodas artística se preocupa por buscar tomas originales y creativas. Cada propuesta expone la preocupación de explotar la imagen como arte. Por ello se esmera en la búsqueda de diferentes puntos de vista, encuadres y ángulos que captan de forma única y original cada momento.

El balance entre la forma y fondo, forma y contenido. Esmero por el juego compositivo de elementos de expresión plástica. Su propuesta también experimenta formas elaboradas en la edición de las fotos.

Fotografía Documental:

Este tipo de fotografía de bodas, pretende contar una historia con la mayor fidelidad posible y de forma muy natural. El fotógrafo es una especie de cronista, reportero o periodista que cuenta la cronología de la boda a través de las imágenes. La naturalidad y la espontaneidad en cada fotografía será el sello que destaque.

Se trata de evitar toda pose y en donde el profesional pasa desapercibido para poder captar con naturalidad la historia nupcial. Por lo general este tipo de fotografía no lleva retoque. Se trata de conservar la pureza de la imagen captada en su inmediatez siendo su principal valor.

Fotografía de Moda: 

Está inspirada en las fotografías de las grandes revistas de modas. Son gráficas muy estudiadas. Se pueden realizar tanto en interiores como en exteriores con el cuidado de la luz, el plano de detalle y la estilización de la pose de los novios. Esta tendencia es ideal para plasmar un album amplio de fotografías de la preboda, la ceremonia en sí y la postboda.

A grosso modo te hemos dado una guía que te introducirá en el arte de la fotografía de bodas. Experimenta, busca el balance, combina los estilos y tendrás como resultado una propuesta original, creativa, estética y competitiva en el mercado creciente de la fotografía de bodas.

Suscríbete a nuestra newsletter

Expo Photo Master Class Live 2021

Únete a la Escuela

Cursos de Fotografía

Comparte en redes sociales

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email
Share on reddit