Esquemas de iluminación básica en Fotografía

Esquemas de iluminación | Fotografía | Master Class Photographers

¿Conoces los esquemas de iluminación básicos en la Fotografía?

En el blog anterior hablamos sobre las propiedades de la luz y dentro de ellas se mencionó la importancia de la dirección de la luz en fotografía.

Por lo tanto, hoy decidimos compartirte los esquemas de iluminación básicos que debes conocer y poner en práctica en tus fotos.

Frontal

El más básico y utilizado por todos los fotógrafos.

Ya sea para  realizar fotos profesionales de retrato o simplemente conseguir una foto donde aparezcan todos los rasgos de una persona a modo de identificación. 

Este tipo de iluminación la conseguiremos al poner nuestra fuente de luz justo al frente de nuestro modelo.

Las características que obtendremos son facciones planas, muy poco volumen, menor textura en la piel, colores saturados y por supuesto obtendremos una iluminación uniforme en todos los puntos de nuestra imagen al recibir la luz de manera directa.

Si lo que quieres es conseguir que la atención de los espectadores se dirija directamente a la cara de nuestro modelo esta iluminación es la ideal para que se aprecie su belleza. 

 

 

Rembrandt

Cada vez que tú escuches o veas esta palabra se refiere a la posición que tendrá nuestra iluminación. Justo a 45 ° respecto a nuestro modelo, tomando como ángulo 0° la nariz de nuestro sujeto. 

Este esquema de iluminación marcará más volumen que el frontal pero sin exagerarlos, creando un retrato compensado.

Gracias a su iluminación en diagonal permite obtener sombras muy sutiles, si lo que buscas es crear una fotografía con iluminación natural, esta es la correcta para ti. 

 

Lateral

Iluminación a 90° de nuestro sujeto.

Con este tipo de iluminación realzaremos mucho más las texturas y el volumen en la fotografía; al ser una luz que da de manera lateral se crearán sombras muy marcadas y la iluminación no será uniforme.

Además el color de la luz se plasmara menos saturada en la fotografía y por ende centraremos la atención del espectador en el lado que más iluminación tenga.

 

 

Contraluz

Nuestra fuente de luz se encontrará a 180°  de nuestro modelo.

Creando una iluminación completa detrás de él y sin iluminación al frente;  marcando su silueta, creando la sensación de algo divino o con destellos de luz. 

 

Cenital

Iluminación justo por arriba del sujeto. Con el cual podemos aumentar o reducir las sombras y texturas que se plasmarán en la fotografía.

Todo dependerá de la altura a la que coloquemos nuestra fuente de luz, pues las facciones como la nariz, las cejas o frente pueden crear sombras muy marcadas y no favorecerá a nuestro modelo.

 

Nadir

Iluminación completamente opuesta a la cenital, se colocará justo por debajo de nuestro sujeto y de igual forma marcará sombras muy definidas y que provocarán sentimientos de misterio o miedo.

 

 

Recuerda que en los esquemas de iluminación puedes utilizar más de una fuente de luz para poder tener un mejor  control de las sombras, volumen y textura que generen de tu fuente de iluminación  principal.

Puedes hacer uso de flashes, luces o rebotadores que te ayuden a tener un equilibrio de la luz en tus fotografías.

Conforme a tus objetivos práctica todos los esquemas y decide cual es el que mejor se adapta a ti.

 

Te recomendamos visitar nuestra tienda para fotógrafos.

Suscríbete a nuestra newsletter