fbpx
  • No hay productos en el carrito.

  • icon masterclass persona

¿Cuánto vale una fotografía ?

05/10/2020

Félix Hernández | Fotografía a Escala | Master Class Photographers
Félix Hernández | Fotografía a Escala | Master Class Photographers

Una fotografía puede tener un valor sentimental y un valor económico.

El valor sentimental es totalmente subjetivo… ¿Y qué creen?, el valor económico también.

El dicho: “ Entre más grande el sapo, la pedrada”… tiene mucho de razón y sobre todo en el mundo de la fotografía comercial.
Este dicho podría parecer ventajoso o aprovechado de nuestra parte… Pues independientemente de nuestro cliente, a nosotros nos cuesta lo mismo (la cantidad que sea) hacer una de nuestras fotografías.
Pero para poder ponerle un precio a nuestra fotografía, si debemos tomar en cuenta el beneficio que a nuestro cliente le generará el uso de esa imagen.

Un particular que nos pide le tomemos fotos a su coche porque lo quiere vender, no obtendrá el mismo beneficio que una marca de autos que también nos pida una foto.

El beneficio que obtiene la marca de autos usando nuestra fotografía, será mucho mayor que el de un particular. Al final de cuentas es solo una fotografía de un automóvil.. pero el uso y beneficio serán muy distintos… Y es ahí donde debemos saber qué precio ponerle a nuestra fotografía.

El precio de nuestra fotografía en mayor parte la determina tu mercado (tu segmento o tipo de clientes). Y digo en mayor parte, porque también hay otros factores que pueden influir en el precio dentro de un mismo mercado; El precio puede ser también influido por tu grado de experiencia, por lo demandado que sea tu trabajo, por la competencia, etc…

 

 

La carta a Santa Claus sería de la siguiente forma:

• Que tu mercado tenga mucho dinero (por lo general estas serán las grandes marcas con grandes presupuestos).
• Que tengas ya experiencia realizando “X” tipo de trabajo en ese mercado. ( La experiencia se adquiere poco a poco con cada oportunidad).
• Que tu tipo de trabajo tenga gran demanda ( esto casi siempre es porque tienes un estilo o técnica ya reconocido y que a las marcas les interesa).
• Que tengas poca o nula competencia ( esto depende del tipo de fotografía a la que te dediques, del momento e incluso de donde vivas).

Si todos o varios de los factores anteriores se juntan, entonces, seguramente estarás cobrando muy buen dinero. Y no necesariamente solo trabajando para “grandes” marcas; en cada segmento de mercado hay fotógrafos que están cobrando mucho y otros que están cobrando poco.

Ya sea comercial, sociales, retrato, fine art, documental, etc… Pero sin duda alguna, donde mas posibilidades hay de cobrar “grandes” sumas, es en la fotografía comercial, con algunas raras excepciones.

Suponiendo que ya estamos dentro del mundo de la fotografía comercial y que estamos trabajando para “grandes” marcas… El precio de la fotografía puede ser determinado por algunos o varios de los siguientes factores:

• Tu fotografía se usará para una campaña publicitaria o solo como contenido en medios digitales.
• Tu fotografía será usada a nivel mundial o solo en algunas partes del mundo.
• Tu fotografía se usará por 1 año o por tiempo indefinido.
• La complejidad del proyecto… Es una producción sencilla o es compleja.
• Lo que hace único a tu trabajo.
• La competencia.
• La región o país que te solicita el proyecto.

 

 

No hace muchos años que sentí que mi fotografía había llegado a un “tope” hablando desde el punto de vista comercial… en el mercado que yo me desempeñaba y en el lugar en que vivo… yo ya no podía cobrar mucho más por mis fotografías… no importaba si cada vez eran “mejores”, simplemente el mercado no podía ya pagar mas de lo que estaba pagando.

Y es ahí donde muchos nos comenzamos a quejar del cliente y de nuestro mercado… pero la realidad (casi siempre) es que nuestras expectativas son muy altas para el tipo de mercado al que le estamos ofreciendo nuestros servicios. Se necesita un cambio de pensamiento de nuestra parte y darnos cuenta que nuestro trabajo ha evolucionado y que también tenemos que evolucionar a otro mercado… a otro mercado que sea mas grande y que pueda cumplir con nuestras expectativas.

Yo sigo viviendo en Cancún, y si bien este mercado ya no me ofrece “desarrollo”, hoy todo se ha globalizado con el uso de las comunicaciones por internet. Así pues nuestro mercado se puede ampliar de forma global, sin que importe tanto el lugar donde nos encontremos físicamente. ( Aunque si, es un hecho que viviendo en una gran ciudad con gran demanda, las posibilidades son mucho mayores)

En mi caso hace tiempo hice ese análisis… Y dejé de quejarme de los clientes y me comencé a quejar conmigo mismo… ¿Qué podía hacer yo para llegar a esos mercados y que le dieran a mi fotografía un valor económico mucho mayor?… No es una respuesta sencilla y mucho menos una receta. Cada uno debe encontrar su propia respuesta. Pero les pongo algunos puntos que me funcionaron;

• Desarrollar un “estilo / técnica” propia (mas no única).
• Crear mi portafolio con proyectos personales.
• Mostrarle al mundo mi propuesta (redes sociales, foros, concursos, etc.).
• Generar una identidad que de confianza ( una buena imagen, logo, página web, correo personalizado, etc.…)
• Poder hablar inglés y escribirlo, aunque sea de forma básica ( este punto es MUY importante).
• Todo lo anterior, siendo constante, mejorándolo e insistiendo (esto toma años, no meses).

Una vez que logré entrar a ese mercado, fui empujado los precios. Con base a prueba y error, de ir aprendiendo como se realizan las cotizaciones y estimados, y comprendiendo el tema de “uso de imagen”… poco a poco pude llegar a un punto donde me siento muy cómodo cobrando lo que yo creí que merecía mi trabajo.

El cambio de mentalidad es fundamental: Dejemos de culpar al cliente y comencemos a culparnos a nosotros mismos.

 

 

Seguramente a los que han llegado a leer hasta aquí ( que por lo general son pocos… y ese es otro gran problema: que no nos gusta leer), se podrán estar preguntado cuanto cobro por una fotografía… Y para esto tampoco hay una respuesta, pues el precio, como ya les dije, se dicta por varios factores.

Lo que si les puedo compartir son algunos de mis precisos fijos:

• Costo por día. Producción de fotografía trabajando en mi estudio: 4,000 USD.
• Costo por día. Producción de fotografía trabajando en el extranjero: 6,000 USD.
• Fee Creativo: 8,000 USD (este es fijo y se cobra siempre).
• Costo por uso de imagen: No menos de 4,000 USD si es para una campaña / Si es contenido para medios digitales es mucho menor o nulo.
• Costo por día de post: 2,500 USD.
• Costo por equipo de foto: 1000 USD aprox.
• Costos de Pre-producción: (Maquetas, modelos, efectos) Son variados / depende de la complejidad.

Hay muchos otros rubros que se deben incluir en una “cotización” pero los anteriores son los principales.

Y desde luego el precio final dependerás de los días que tome la producción de fotografía y post. En mi caso casi siempre solo se me piden de 1 a 4 imágenes finales. Y por lo general, no pasa de 3 días de producción en el estudio y otros 3 días de post.

Tengo que decir, que este tipo de clientes / proyectos, no llegan todos los días…Y es por eso que los precios por lo general son altos. Y si bien la producción de las imágenes se pueden hacer en una semana, por lo general toma de 1 a 2 meses el desarrollo de todo el proyecto de principio a fin.


Que tengas pocos clientes al año de este tipo, no quiere decir que puedas subir tus precios de forma indiscriminada, pues te saldrías del mercado.

El objetivo es que hagas un calculo del número de clientes de este tipo que necesitas al año para lograra tu meta económica… Y la tarea sería buscar los canales adecuados para conseguir mas clientes al año.

Mi capacidad de producción y por el tipo de proyectos que desarrollo, solo me permite realizar un aproximado de 6 proyectos al año.

Ok… Todo esto que les digo, puede ser aplicado en proporción a cualquier tipo de fotografía que realicen.

Finalmente para todo aplica:

• Proponerte una meta.
• Trabajar en tu producto.
• Encontrar un mercado que compre tu producto.
• Desarrollarte y afianzarte en ese mercado
• Cuando el mercado sea chico para tus nuevas metas… repetir todo lo anterior.

 

Escrito por Félix Hernández.

 

Te invitamos a  conocer más sobre el trabajo de Félix Hernández.