Macrofotografía

fotografía macro

Fotografía Macro

La macrofotografía o simplemente fotografía macro es una disciplina.

Se centra en fotografiar cosas pequeñas con mucho detalle, o detalles de cosas más grandes.

La fotografía de sujetos cuyo tamaño de captación es igual o superior al de nuestro sensor.

También es una disciplina que implica una técnica y equipo especial.

Se puede practicar en casi cualquier lugar, sea interior o exterior y en cualquier época del año.

Flores, insectos o cualquier tipo de objeto de reducidas dimensiones, y sus texturas, formas o mecanismos son, casi siempre, el objetivo.

Lo principal para hacer fotografía macro con nuestra cámara reflex es disponer de un objetivo macro.

Podemos elegir lentes macro de diferentes distancias focales: 60mm, 100mm y 180mm, pero depende del fabricante.

Las diferentes distancias focales nos permitirán estar más lejos del objeto para conseguir el factor de magnificación 1:1.

Las imágenes macro son visualmente muy atractivas y ofrecen una visión diferente de la realidad.

Pero controlar la iluminación, la profundidad de campo y los modelos es más complicado.

fotografía macro

fotografía-macro

Otras soluciones para acercarnos son las lentes de aproximación que podemos describir como lupas que aumenta la imagen.

Se enroscan como un filtro y son bastante económicas. Pero suelen tener muchas aberraciones y dan imágenes de baja calidad.

Los tubos de extensión son otra opción para acercarnos a los objetos al reducir la distancia mínima de enfoque.

El inconveniente es la pérdida de luz que se produce y la necesidad de compensar la exposición.

Profundidad de campo

Las fotos macro se caracterizan por su poca profundidad de campo debido a las limitaciones de los objetivos.

Esto significa que solo una pequeña parte del objeto estará perfectamente enfocado, quedando el resto bastante menos definido.

Trípode

Al ser un tipo de fotografía tan peculiar, también cuenta con una serie de accesorios recomendados.

El primero de la lista es el trípode. Usar un pequeño trípode, que aporte estabilidad y sea capaz de acercarse mucho al suelo.

Es la mejor inversión que puedes hacer.

Iluminación

Para modelar los volúmenes y reducir las sombras es muy probable que necesites algún tipo de ayuda adicional.

Bien en forma de mini reflectores o en el mejor de los casos de un flash anular.

El uso del flash u otros equipos de iluminación no es imprescindible para realizar fotografía macro, pero en algunas ocasiones puede ser un valor añadido.

No sólo como luz de relleno, sino también como un elemento creativo.

Otros accesorios:

Una colchoneta o una almohada para estar cómodo durante las tomas.

También serviría algún elemento que bloqueé el viento, ya que si quieres enfocar una flor, es inevitable que el viento no la mueva.

Esperamos que con esta información puedas iniciar en este tipo de fotografía y nos muestres un poco de tu trabajo.

Para ver más artículos de nuestro blog haz click aquí.